JUNTOS, UNIDOS…

11 enero 2009

2

Juntos, unidos…
porque tu eres la fuente de mi deseo,
cristalina, pura, inagotable;
fuente que fluye y alimenta mi devoción por ti.

Juntos, unidos…
podría acariciar tu precioso cuerpo
mientras te voy quitando tu vestido
y baja suavemente por tu aterciopelada piel.

Juntos, unidos…
podría recorrer todas las curvas de tu cuerpo
sintiendo el calor de tu piel en mi piel,
tu respiración con mi respiración,
la música de tus jadeos.

Juntos, unidos…
en un huracán de deseo que nos azote
en el baile más sensual entre nuestros cuerpos,
entrelazados en el mismo fuego y
sintiéndote con todo lo que tengo.

Juntos, unidos…
cada vez más juntos,
cada vez más unidos,
fusionados en cuerpo y mente
hasta llegar a ser un solo ser
en dos cuerpos distintos.

Llegar hasta ese momento
en que nuestras miradas se claven
la una en la otra y sintamos una
sensación que no se puede describir con palabras,
como las que tampoco hay
para describir mi amor por ti.

Amor que aunque escribiera todos los
poemas escritos y que quedan por escribir
en los confines de la eternidad,
no lograrían transmitir lo mucho que te quiero y deseo.

FIN

ALEGATO AL AMOR DESAMADO

3 enero 2009

moneda-vueltas

Aaay sentimiento que los enamorados llaman amor!
porque solo en ese estado
se puede comprender de verdad esa palabra.
Moneda de dos caras,
moneda de incalculable valor.
Valor de la dulzura y de la crueldad,
de la felicidad y del dolor.

Cada vez que pienso en ti
me llevas a una nube de la que no me gustaría bajar,
sino subir y subir hasta llegar a un lugar
en donde poder acariciar tu cuerpo
y besar tus labios sea una realidad
y no sólo algo que pertenezca al mundo de los sueños.

Eres el sol que ilumina mi día,
la luna y las estrellas de mi firmamento.

Eres la reina de mi reino,
la princesa de mi castillo.

Eres la diosa de mi olimpo,
la luz que guía y da calor a mi corazón.

Eres en lo primero que pienso al despertar
y en lo último antes de caer en las manos de Morfeo,
aunque él ya bien sabe que hasta allí
muchas noches me alagas con tu visita.

Ni el libro de poesías más romántico
jamás escrito pensando en ti,
ni la colección de canciones más conmovedoras
jamás compuestas inspiradas en ti,
ni dibujar tu nombre con las más brillantes estrellas
en el negro y hetéreo tapiz de la noche.

Ni esta ni otras gentiles acciones
propias de un espíritu loco de amor,
lograrían distraer la atención del corazón
de una mujer enamorada…
enamorada de otro amor.

Por muchas eternidades que pasen
y aunque el tiempo ayude a difuminar mis sentimientos,
tu eres mi amor verdadero, platónico,…
o como se le quiera llamar,
y mas no coincidamos o nos veamos más
un trozo de mi corazón a ti por siempre pertenecerá.

FIN

AL TRASPASAR LO FÍSICO

3 enero 2009

poema_final

Tu presencia nubla mi mente,
pero no como algo malo, al revés,
como las estrellas en el firmamento
que ayudan a realzar el esplendor
de una bella luna llena.

Al hablar, al estar a tu lado,
me invade un nerviosismo;
pero se trata de un nerviosismo
que me da calma, que me da tranquilidad,
que me hace llegar al alma
y ver que es más seguro
lo que yo por ti siento.

No sé como llamar a este sentimiento,
no sé si encontraré nombre
para describir lo que siento;
lo que sé es que nunca
había sentido esto, y que
cuando tengo la suerte de estar
a tu lado, me siento seguro y completo.

Por qué?
Eterna pregunta existencial
que en el ser humano perdura
desde el principio de sus tiempos;
pero mi ser ya ha encontrado
la respuesta en ti.

Yo vivo, yo respiro, yo siento por ti;
anhelando que algún día esté a tu lado,
mirándonos a los ojos,
traspasando lo físico,
leyéndonos el pensamiento
hasta llegar al alma
y ver que están completas.

Aunque el destino me presente
una u otra cara, le estaré siempre
agradecido por haberte conocido
y por brindarme estos dulces
y especiales momentos.

Los más bellos rasgos y cualidades
de las diosas y musas se me presentan en ti
cada vez que te veo,
pero con la diferencia
de que ya no es fantasía lo que veo,
sino una dulce, muy dulce realidad.

No me hace falta seguir soñando
para ver a la chica de mis sueños,
sólo me basta abrir los ojos
y poder verte a ti.

FIN

EL LAGO DE LA FELICIDAD

3 enero 2009

angel_clara

Cuando el cielo se llena de tinieblas
y vos os encontráis sola en la oscuridad
no perdáis la esperanza,
ya que un rayo de oscura luz os llevará la paz.

Son difíciles estos momentos, pero pasaran,
ya que vos os merecéis que vuestras dulces mejillas
no sean mojadas por tristes lágrimas,
sino por amables lágrimas de felicidad.

A veces el cruel destino
nos marca con profundidad ,
pero a vos y vuestra libre alma
no las hará zozobrar.

No es mas cuestión de tiempo
que algún día encontréis una alma gemela
que os sabrá apreciar,
y juntos, fusionados en un espíritu superior,
alcancéis el dulce lago de la felicidad.

FIN

A LA LUZ DE UNA VELA

2 enero 2009

vela1

A la tenue…. muy tenue luz de una vela, una vela que le había visto durante las últimas noches y a la que no le quedaba mucho tiempo para consumirse y llegar al mismo destino que el de sus hermanas gemelas. Tenue y lúgubre luz que le daba un aspecto más oscuro y tétrico a la estancia. Mientras, él vaciaba sus pensamientos sobre un papel al que no miraba y escribía con una pluma que no tenía tinta. Al fondo se oía el crujir de un tronco que se consumía en la chimenea y del que sus ascuas se iban tornando cada vez de un rojo más oscuro. La luz de la luna llena entraba por la ventana y medio iluminaba un antiguo y elegante reloj que en sus días había sido objeto de las miradas de los más grandes reyes. Un reloj al que él no miraba, no porque su maquinaria no hubiese dejado de latir, sino que era el corazón de él el que hacía tiempo que no latía. Tanto tiempo como el que hacía desde que cada noche se sentaba a escribir en una vieja y ya chirriosa silla.

De repente, en medio del silencio de la noche, se oyó un estruendo. Era un rayo que había caído cerca del castillo y que hacía presagiar una incipiente tormenta. Él ni se había inmutado ante tal ruido, solamente estaba absorto en sus pensamientos a los cuales recurría noche tras noche….

…ella entró en mi castillo y no le hizo falta derribar sus gruesas murallas, sino que entró suavemente traspasándolas como si fuese un ser incorpóreo. A dulces y gráciles pasos se fue adentrando más y más… tan adentro que no salió jamás, y desde allí derribó las murallas que me rodeaban como si fuese un papel azotado por un huracán.

Ella me dio la vida, me dio la voluntad, me dio todo lo que yo podía soñar.

Pero igual que el destino hizo que viniera, se la llevó, y una honda e imborrable huella en mi corazón por siempre dejó…

Mientras tanto la tormenta había comenzado y el viento empezó a arreciar, tanto que un soplo de aire frío abrió la ventana, entró y apagó la vela. Se apagó y fue la última ya que no quedaban más velas que diesen una futura luz a esas noches. Pero él, aun en ausencia de luz, seguiría escribiendo como un testigo inmutable puesto por el tiempo para rendirle cuentas después. Porque él no escribía con la mano, ni los ojos, ni siquiera le hacía falta luz ni pluma; porque de donde fluían sus palabras y con lo que él escribía era con el alma… con mi alma.

FIN